kendokas de barcelona

Dónde hacer kendo en Barcelona

Si quieres probar el kendo en Barcelona pero no sabes dónde acudir, aquí te dejamos un breve resumen con la información de los tres dojos principales donde podrás practicar este arte marcial: su ubicación, horarios e información de contacto.

Sea cual sea el dojo por el que te decantes, te recomendamos que antes de apuntarte vayas a ver uno o dos entrenos y que, al empezar, lleves ropa cómoda. ¡También te contamos qué puedes esperar de tu primera clase de kendo!

Dojos donde hacer kendo en Barcelona

Associació esportiva Renshinkan

Se trata de una asociación deportiva sin ánimo de lucro centrada en la promoción del kendo. está ubicada en el gimnasio Dinamis (Travessera de Gràcia, 419) y sus horarios son los siguientes:

Lunes De 20 a 21 Clase conjunta (kata)
De 21 a 22 Clase para grupo avanzado
Martes De 20 a 21 Clase para principiantes
Miércoles De 20 a 21:30 Clase para grupo avanzado
Viernes De 19 a 20 Clase para principiantes
De 20 a 21:30 Clase para grupo avanzado
Sábados De 17 a 19 Clase abierta para todos los clubs (en Sants, c/Begur 44)

 

Si quieres venir a probar el kendo, puedes hacerlo de forma gratuita la primera semana de cada mes. Contacta con ellos:

Club de kendo UPC

Este club está suscrito a la Universitat Politécnica de Catalunya y organizan sesiones de prueba con cierta regularidad. Los entrenos los imparte Hiruma-sensei (6º dan) acompañado por Óscar Serrano (5º dan) y son lunes y miércoles:

  • por la mañana, de 8 a 9:30
  • por la tarde, de 21 a 22:30

Si quieres hacer kendo en Barcelona y te decantas por este club, para inscribirte debes contactar con el Servicio de Deportes de la UPC:

El club está ubicado en el polideportivo Campus Nord de la UPC:

Club Ryo Shin Kai

Este club, fundado en el año 2002, fue uno de los primeros lugares donde practicar kendo en Barcelona. Está ubicado en el Karate Club Hirota, ubicado en Avinguda Roma 159, 4ª planta. Los entrenos son cada martes y jueves de 19:30 a 21 horas, y los imparte Hiruma-sensei (6 dan) acompañado por Manel Alonso (5º dan).

Para más información podéis contactar con ellos:

  • Llamando al teléfono 616 520 015 (Manel Alonso)
  • Enviando un correo a kendo.bcn@gmail.com
  • Pasando directamente por el club
Anuncios

Cómo cuidar la hakama

Hoy vamos a contarte cómo mantener tu hakama, una de las partes fundamentales de la equipación de kendo. El aspecto de la hakama (al igual que del resto del equipo) dice mucho a los demás kenshi sobre ti, así que vale la pena dedicarle tiempo a aprender cómo mantenerla impecable. ¡Empecemos por el principio!

Las partes de la hakama

Los himo con los que te anudas la hakama reciben el nombre de maehimo (los largos, delante) y ushirohimo (los cortos, en la parte trasera). En la parte trasera también está la pieza denominada koshiita: se trata de un refuerzo para la parte baja de la espalda, normalmente de plástico

Los cinco pliegues delanteros de la hakama reciben el nombre de yosehida, y los traseros se llaman ohida. Cada uno representa una virtud fundamental; según la tradición Zen, representan los 5 elementos (agua, fuego, tierra, aire y vacío) más la dualidad del yin y el yang.

Los cinco pliegues delanteros (tres a la izquierda, dos a la derecha) representan las cinco virtudes del confucianismo:

  • Jin (仁): benevolencia.
  • Gi (義): justicia, integridad o rectitud.
  • Rei (礼): cortesía, etiqueta.
  • Chi (智): inteligencia
  • Shin (信): sinceridad, honestidad.

Estas 5 virtudes, junto con Meiyo (名誉) —honor— y Chuugi (忠義 ) lealtad— forman las 7 virtudes del Bushido, que también hunde sus raíces en el confucianismo.

Cómo doblar la hakama

Tanto si te decantas por una hakama de tetron como por una de algodón, es importante que la pliegues después de cada entreno. Así evitarás que se arrugue y que, con el tiempo, vaya perdiendo la forma. En YouTube encontrarás diferentes tutoriales que explican cómo hacerlo; aquí tienes uno:

Al principio doblar la hakama puede parecer algo complejo, pero con un poco de práctica ya verás cómo en un pis-pas la tienes doblada. También te dejamos otra manera de doblar los himo, puedes elegir la que te resulte más cómoda o más fácil de realizar.

 

Cómo lavar la hakama

Esta es la pregunta del millón: después de cada entreno acabas sudando como si no hubiera mañana, así que lo más lógico parece meter la hakama directamente a la lavadora, ¿verdad? Bueno, pues te diremos que si tu  hakama es de tetron no pasará nada porque la laves en un programa de 20 o 30 grados con un centrifugado lo más suave posible y siempre doblada, a poder ser dentro de una rejilla para ropa delicada.

Si tu hakama es de algodón y necesitas meterla en la lavadora, hazlo con agua fría y también doblada. Eso sí: sé consciente de que el aizome, el tinte índigo que le da color, destiñe muchísimo y, por tanto, a la larga irá perdiendo color. Lo más recomendable es que laves tu hakama a mano. Para ello:

  • Coloca agua fría en la bañera añadiendo una taza de vinagre, para evitar que destiña tanto
  • Sumerge la hakama bien estirada y húndela para que el agua la impregne. Puedes utilizar un jabón de lavandería sin detergente, lo más suave y natural posible, y siempre en poca cantidad.
  • Enjuágala y vacía la bañera. Evita escurrir la tela: una vez la bañera esté vacía, aplana la hakama en la bañera y desliza tu mano por encima para dirigir el agua hacia abajo.

Puedes repetir esta operación tantas veces como consideres necesario. Y en caso de que no tengas bañera sino ducha, haz exactamente lo mismo pero colgando la hakama de una percha. Para tenderla, estírala bien y sujétala con pinzas de la ropa para que no pierda la forma, pero no la dobles mientras esté húmeda.

Ahora queda lo más complicado: planchar la hakama. Si es de tetron no es especialmente complicado —sobre todo si la doblas después de cada clase— y solo tienes que asegurarte de estar haciéndolo de la manera correcta. Aquí te dejamos un tutorial:

Si tu  hakama es de algodón, te recomendamos encarecidamente que no la planches nunca, a no ser que sea estrictamente necesario. El planchado suele hacer que la tela coja cierto brillo que desluce muchísimo al vestir la hakama. Lo mejor es que utilices un vaporizador suave para eliminar las arrugas y si no te queda más remedio que plancharla, nuestro consejo es que la dobles primero y la planches una vez doblada para mantener los pliegues.

Como ves, cuidar tu hakama no es tan complicado como parece en un primer momento, así que te animamos a que le dediques el tiempo necesario. Tu aspecto es lo primero que ven de ti los otros kendokas, ¡así que en cierto modo es tu carta de presentación!

 

 

¿Cómo ponerse el tenugui?

Hoy queremos enseñarte cómo ponerte esta parte de la equipación de kendo. Aunque te cueste creerlo, el tenugui es importantísimo a la hora de practicar kendo: su función es absorber el sudor para evitar que te caiga en los ojos durante los entrenos. Con estos tutoriales aprenderás tres formas sencillas y eficaces de ponerse el tenugui para que no se deshaga en mitad de cada clase. ¡Vamos allá!

Maneras de ponerse el tenugui

Un tenugui arrugado o con nudos mal colocados es sinónimo de dolor al recibir un men. Si ya llevas un tiempo entrenando con bogu, seguro que no te decimos nada nuevo. Si no… Bueno, ¡muy pronto lo descubrirás! Así que vamos a mostrarte tres maneras diferentes de colocarse el tenugui, las más habituales. ¡Vamos allá!

Colocarse el tenugui sin nudos

Esta forma de colocarse el tenugui es de las más extendidas y consiste en usar la presión de la tela para sujetarla. Para ponértelo así, coge el tenugui por las dos puntas superiores y colócalo extendido sobre tu cabeza. Luego, dobla cada punta sobre sí misma llevándola hacia tu cara, de tal manera que la tela se doble sobre sí misma. Ahora, solo tienes que enganchar cada extremo del tenugui en esa doblez y tirar hacia atrás la tela restante. ¡Es facilísimo!

Un tenugui a modo de sombrero

Esta manera de ponerse el tenugui es muy práctica para seminarios o competiciones en los que tienes que ponerte y quitarte el men constantemente: consiste en doblar la tela para hacer una especie de sombrero, que puedes quitarte sin que se desmonte y volvértelo a poner rápidamente.

 

Atar el tenugui con un nudo

Esta es otra de las formas más habituales de ponerse el tenugui, pero deberás tener cuidado con dónde haces el nudo: si queda muy por debajo de la línea del cabello, es probable que te acabe doliendo la cabeza por la presión del men.

¡Esperamos que estos tres tutoriales te sean muy útiles! Te recomendamos que los pruebes todos y elijas el que más se adapte a tu estilo.

Qué tipos de shinai existen

Una de las principales dudas que asaltan a todo kendoka es qué shinai elegir. Sin tener el cuenta los diferentes pesos y medidas, lo cierto es que las opciones en el mercado son múltiples, así que con esta breve guía vamos a intentar arrojar algo de luz. Eso sí, antes de empezar, un consejo si eres principiante: ¡prueba cuantos más tipos de shinai, mejor! Es la única manera de encontrar un modelo que se adapte a tu kendo, el cual irá evolucionando con el tiempo y, por tanto, también deberá hacerlo tu shinai.

Ahora sí: ¡vamos allá!

Guía básica para elegir tu shinai

Shinai según la distribución del peso

  • Dobari. Los shinai dobari tienen el centro de gravedad cerca de la base, y una de sus principales características es que están muy abultados cerca de la zona de la tusba. Este balance hace que sea más sencillo mover el shinai para realizar todo tipo de técnicas.
  • Koto. Este tipo de shinai concentran el peso en la punta. Esto hace que no sean muy prácticos a la hora de realizar contra-ataques y, por tanto, podríamos afirmar que son indicados para un estilo de kendo más agresivo.
  • Jissengata. Un shinai de este tipo se asemeja a la estructura de un dobari, con la diferencia de que no es más ancho de la base sino que la punta es mucho más delgada. Esto hace que la sensación sea de mucha ligereza pero, también, que se rompan con más rapidez.

Shinai koto (K) VS dobari (D).

Shinai según la forma de la tsuka

La tsuka cuadrada es la forma más habitual, la que tienen la mayoría de shinai. Te permite ir rotando las varillas entre sí para prolongar su vida útil. Los shinai ovales también son bastante famosos: la forma del mango es muy similar a la de un bokken y te dan más control en el agarre. También los encontrarás octogonales (nosotros los recomendamos para manos grandes) y cuadrados.

En función del diámetro de la tsuka también puedes elegir entre un shinai de agarre grueso o fino. En las tiendas los encontrarás, habitualmente, bajo el nombre de thin grip.

La madera utilizada para fabricar el shinai

Otro aspecto que varía a la hora de elegir tu shinai es el bambú que se ha usado para confeccionarlo. En primer lugar puedes distinguir entre los shinai madake (bambú procedente de Japón) y keichiku (bambú importado de China, Taiwán…).

En algunas tiendas puedes encontrarte con que al lado del shinai aparecen unas especificaciones que van desde la “A” hasta la “AAA”. Al cortar una vara de bambú, se divide en varias partes que luego se usarán para confeccionar cada shinai:

  • A: Las varillas o take del shinai proceden cada una de una planta diferente de bambú.
  • AA: Se usa cuando 2 varillas del shinai vienen del mismo tronco y otras 2, no.
  • AAA: Es la categoría de los shinai producidos con varillas que vienen todas del mismo tronco.

Si el shinai que vas a comprar no cuenta con ninguna de estas categorías, puede deberse, simplemente, a que el fabricante no utiliza este estándar. Te recomendamos que antes de comprar un shinai nuevo preguntes a tus sempai, especialmente si llevas poco tiempo practicando.

Por último, vamos a hablar de un shinai fabricado no con madera, sino con carbono. Los pros: el mantenimiento a realizar es mínimo y duran muchos, muchos años. Como contras, te pondremos primero el precio; después, te diremos que la gran mayoría de kendokas consideran que no absorbe los impactos igual de bien que el bambú y, por tanto, hace más daño tanto a los compañeros como a tus propias muñecas.

Partes, peso y medidas del shinai

Hoy queremos contarte cuáles son las diferentes partes que forman el shinai. Pero empecemos por el principio: ¿de dónde sale el shinai? Pues te diremos que es una espada de madera que se utiliza para la práctica del Kendo, si bien también se usa en otras artes marciales.

Históricamente, los samuráis  practicaban con un habiki (una espada sin afilar) o un bokuto, una espada de madera. El principal hándicap con el que se encontraban es que tanto una opción como la otra eran peligrosas para la práctica del Kendo. El uso del shinai puede rastrearse en el tiempo hasta el s. XVII, momento en que empezó a sustituir el uso del bokuto.

Las partes del shinai

Como seguro que ya has observado, el shinai está formado por 4 varillas de bambú (take, en japonés). Sobre una de estas varillas, la que queda mirando hacia ti al coger el shinai, se encuentra el tsuru: es un cordón que representa el lomo de la espada, es decir, la parte que no corta. Además, el tsuru también sirve para tensar el shinai. La parte que representa el filo del shinai se llama jin-bu, y es aquella con la que debes golpear.

El shinai también tiene varias partes de cuero, de color blanco, que son:

  • Sakigawa. Es una protección de cuero ubicada en la punta (kensen) del shinai.
  • Nakayui. Se trata de una cinta de cuero, anudada de una forma muy concreta, que sirve para mantener los take juntos.
  • Tsukagawa. Esta parte recubre lo que sería el mango de la espada (tsuka).
  • Komono. Es una pequeña pieza de cuero que sirve para tensar el tsuru.

Los golpes en kendo solo son válidos si golpeas con el mono-uchi: es la parte comprendida entre la sakigawa y el nakayui, el cual debe estar colocado, aproximadamente, a un cuarto de la longitud del shinai. En esta parte del shinai, bajo la sakigawa, hay una pieza de plástico llamada sakigomu que sirve para evitar que las varillas se desplazen y se rompan al golpear; el sakigomu puede tener forma de hongo o ser como un capuchón.

Donde empieza la tsukagawa es el lugar donde se ubican la tsuba y el tsuba-dome: la primera equivale al guardamanos de cualquier espada (es decir, la pieza metálica que servía para proteger las manos), mientras que el tsuba-dome sirve para evitar que la tsuba se mueva de su sitio durante el entreno. La tsuka es la parte del shinai que forma el mango (es decir, que está cubierta por la tsukagawa) y el extremo inferior se llama tsuka-gashira. Es la parte diametralmente opuesta al kensen, que, como ya te hemos comentado, es el extremo superior; en la tsuka-gashira se encuentra una pequeña pieza cuadrada de metal llamada chigiri, que sirve para unir las 4 varillas del shinai. 

© Katana swords

Peso y medidas del shinai

Las dimensiones del shinai están reguladas por la All Japan Federation: en la tabla siguiente puedes comprobar cuáles son las características en función de la edad y el sexo. A la hora de elegir tu primer shinai, guíate pues por tu edad. De todas maneras, ten en cuenta que esta normativa oficial es importante para exámenes y competiciones, pero puedes entrenar con un shinai más pesado, más ligero, más largo… Esto depende de los objetivos que busques.

Otro día os hablaremos del mantenimiento del shinai y, también, de los tipos de shinai que existen. ¡Esperamos verte de nuevo por aquí muy pronto!

¿Qué esperar de tu primera clase de kendo?

Hoy queremos contarte los aspectos básicos que aprenderás en tu primera clase de kendo: tanto en relación con el shinai como con tus compañeros. Se trata de elementos que se mantendrán en vigor durante toda tu vida como kendoka, ¡así que cuanto antes los aprendas, mejor!

El reigi-saho o la etiqueta en kendo

Si te has decidido a probar el kendo, hay algo que debes saber: el dojo no es simplemente un lugar para entrenar. Es el lugar donde se aprende el camino de la espada y, por tanto, hay ciertas normas de comportamiento que tienes que aprender cuanto antes. Es lo que se conoce como reigi-saho y consiste, básicamente, en ser respetuosos. Así que veamos en qué consiste exactamente, ¿de acuerdo? Para empezar, debes saludar al entrar y al salir del dojo, siempre, haciendo una reverencia.

Después del calentamiento llega el momento del shugo (reunión): el sensei dará la voz de seretsu y verás que todos tus compañeros corren para ponerse en fila, en una línea recta. Esta alineación se hace por grado de antigüedad, así que tú, como principiante, deberás ponerte al final de todo. A continuación oirás la voz de seiza, una voz para sentarse en una posición muy concreta. Para realizarla:

  • Alinéate con tu compañero de la derecha, de manera que tu hombro derecho esté en línea con su hombro izquierdo.
  • Baja tu pierna izquierda hacia el suelo, colocándola junto al talón de tu pierna derecha.
  • Baja también la pierna derecha y coloca los pies juntos, con el empeine totalmente apoyado sobre el suelo (no apoyando el peso sobre los dedos).
  • Coloca las manos sobre los muslos, mirando hacia el frente.

Una vez en esta posición oirás la voz de mokuso, una llamada a la meditación en la que deberás colocar las manos sobre tu regazo, con las yemas de las manos tocándose entre sí y los pulgares juntos. Recuerda que los pulgares no deben formar un valle (estar hundidos) ni una montaña (estar levantados), sino que deben estar totalmente horizontales. Al final de la meditación oirás mokuso yame y una palmada. ¡Con este vídeo lo entenderás mucho mejor!

Después del mokuso yame llegan los saludos. Al inicio de la clase por este orden:

  • Shomen ni rei. Saludo al shomen, que es el punto más importante del dojo. Aquí es donde se encuentra (o se debería encontrar) el kamidana o santuario sintoísta.
  • Sensei ni rei. Se trata de un saludo a los senseis. Responde con un onegai shimasu.
  • Otagai ni rei. Es el saludo a los compañeros. Responde, también, con un onegai shimasu.

Al final de la clase, estas voces seguirán el orden inverso:

  • Otagai ni rei. Responde con un arigatou gozaimasu.
  • Sensei ni rei. Responde con un arigatou gozaimasu.
  • Shomen ni rei.

Después de los saludos, tus compañeros se pondrán (o se quitarán) el men, bajo la voz de men tsuke al principio o men tore al final.

Las voces de onegai shimasu y arigatou gozaimasu las usarás muchas más veces a lo largo de cada clase: antes de practicar con cada compañero dirás onegai shimasu haciendo una reverencia, y le dirás arigatou gozaimasu junto con otra reverencia después de practicar. Onegai shimasu podría traducirse como “practica conmigo, por favor”, e indica una buena predisposición a aprender todo lo que tu compañero pueda enseñarte. Arigatou gozaimasu es la manera de agradecer a cada compañero que haya practicado contigo.

Y estas reverencias, ¿cómo deben ser? Pues te diremos que hay dos tipos: la que realizas con tus compañeros y la que realizas con los sensei. Debes mantener la espalda recta y, en el primer caso, inclinarla hasta 15º manteniendo la mirada en los ojos de la otra persona; en el segundo caso, inclínate hasta los 30º con la vista apuntando al suelo.

Aparte de todo esto, hay otras normas básicas que tienes que recordar mientras estés en el dojo, y todas tienen que ver con tu actitud:

  • No te apoyes en la pared, columnas, espalderas o cualquier otro elemento que haya en el dojo.
  • No te tumbes en el suelo ni te sientes en ninguna posición irrespetuosa: o en seiza o con las piernas cruzadas.
  • No hables durante la clase. Si tienes una pregunta, levanta la mano y espera a que te respondan.
  • No puedes salir o entrar de la rotación a tu libre albedrío: pide permiso levantando la mano tanto para entrar como para salir.

Ten en cuenta, aun así, que cada dojo tiene sus propias normas internas, así que es muy importante que en tu primera clase de kendo te informes adecuadamente sobre los comportamientos no aceptados en tu dojo para memorizarlos lo antes posible.

© Atlanta Kendo Kai

Tu relación con el shinai en kendo

Cuando empieza el calentamiento, debes colocarte junto con el resto de tus compañeros y hacer una reverencia a la voz de rei. Después, el sensei da la voz de taito nuke to: consiste en desenfundar la espada. Para esto, tienes que colocar tu shinai sobre la cadera, dar tres pasos hacia delante y desenfundar bajando hasta la posición de sonkyo. Este mismo movimiento lo repetirás posteriormente, al empezar el primer ejercicio del keiko o entreno. En este vídeo verás con mucha más claridad cómo ejecutarlo:

A la hora de enfundar, deberás realizar el movimiento a la inversa pero, esta vez, recordando que en lugar de 3 pasos tienes que dar 5 hacia atrás. También es importante que aprendas el shinai y a realizar la posición de sonkyo de una forma correcta. Aquí tienes dos vídeos que te ayudarán:

Otro tema importante que aprenderás en tu primera clase es que debes tratar el shinai con respeto, como si de una espada se tratara. Al fin y al cabo, la katana era el alma de los samurái y el shinai, como simulación de una katana, debe ser tratado con el mismo respeto. Por tanto, desde el primer día tienes que entender que no puedes:

  • Pasar por encima de tu shinai o el de tus compañeros
  • Apoyar la punta del shinai (sakigawa) en el suelo
  • Empujarlo, patearlo, lanzarlo…

Aparte de cómo saludar antes y después de cada ejercicio, en tu primera clase de kendo te explicarán cómo es el desplazamiento básico —okuri así—, cómo coger el shinai, qué son los suburi y cómo hacer men. Eso sí, ¡es muy probable que entre tantos conceptos te acabes perdiendo! Así que en otra entrada hablaremos con más detalle de todo esto, ¿de acuerdo?

¡Esperamos que toda la información te haya sido muy útil y que nos veamos en futuros posts!

 

[Ejercicio] Kirikaeshi

Kirikaeshi (切り返し:きりかえし) puede traducirse de forma literal como “cortar repetidamente” y es uno de los ejercicios básicos fundamentales del kendō, tanto para principiantes como para los kenshi de mayor experiencia.

El ejercicio consiste en una serie de cortes sucesivos al men; el kakarite, después de medir la distancia con el motodachi, lanzará un kiai y hará men uchi al motodachi. Entonces, realizará sayu men (alternando golpes al men, primero derecha, después izquierda), cuatro hacia delante, cinco hacia atrás. Acompañará cada golpe con el correspondiente kiai.

Realizar kirikaeshi de forma continua es una excelente forma de mejorar el maai (noción de distancia), así como el tenouchi (agarre correcto del shinai)  y el ashi-sabaki (trabajo de pies).

La técnica actual mediante la cual realizamos kirikaeshi en el presente pertenece a la escuela Jikishinkage Ryū (c. 1570). La práctica de kirikaeshi fue en su momento una técnica que variaba en cada escuela, por lo que cada una tenía un estilo propio. Antiguamente, el número exacto de sayu men (nueve golpes) no existía, de manera que el kakarite debía seguir golpeando hasta que  el motodachi decidía finalizar el ejercicio.

Enlaces relacionados:

Kamae

En kendo, todos los movimientos empiezan y terminan en una guardia (kamae); un mal kamae puede hacer que una técnica ejecutada correctamente no llegue a buen puerto y, del mismo modo, una buena guardia podrá perturbar lo suficiente a nuestro contrincante como para hacernos con la victoria: forma parte del Ma (間).

Kamae. Imagen de meukendo.blogspot.com

Por este motivo, es importante conocerlas bien y saber decidir cuál es la más adecuada para cada momento. Existen cinco guardias diferentes, siendo chudan la más habitual:

  • Chudan no kamae: es la guardia más habitual y la más balanceada, ni demasiado agresiva ni excesivamente defensiva. Se ejecuta a una altura media, apuntando a nuestro oponente.  Por su facilidad para adaptarse al contrincante, se la asimila con el agua.
  • Jodan no kamae: se trata de una guardia alta totalmente agresiva, por lo que se la asimila al fuego. Tiene dos vertientes, a la derecha (levantando nuestra espada) y a la izquierda, adelantando este pie.
  • Gedan no kamae: esta guardia es más bien defensiva, ofrece pocas opciones para realizar un ataque debido a que apunta al suelo. Se la asimila con la tierra.
  • Hasso no kamae: esta guardia, muy atípica, se asimila con la madera. Es muy versátil y permite atacar a ocho puntos distintos.
  • Waki-gamae: esta guardia, representada por el oro, se realiza ocultando nuestra espada al oponente.

El kamae no es algo vacío ni se trata solo de una posición a la espera de lo que suceda: forma parte de una táctica, de una estrategia para confundir a nuestro contrincante y ejecutar un buen ataque. Así pues, se trata de una posición tanto física como mental.

Concepto: maai (I)

En su obra Pursuing the spirit and modern kendo (心の修行と現代剣道), el sensei Morishima Tateo define la distancia física, Maai (間合), como el espacio que existe entre dos kendokas cuando estos se encuentran en kamae. Esta distancia puede ser de tres tipos:

  • Tō-maai, o distancia larga: es aquella en la que los de los shinai no se tocan
  • Issoku ittō no maai: en esta distancia, las puntas de ambos shinai se cruzan levemente, de manera que se puede atacar al oponente con un solo movimiento
  • Chika-maai: aquí, los kensen de ambos shinais están muy cruzados

Maai

La mayoría de técnicas se inician desde issoku ittō no maai, por lo que es importante ser muy consciente de cuál es nuestra distancia ideal; de manera tradicional, se ha afirmado que, para atacar correctamente desde esta distancia, la punta de nuestro shinai debe cruzarse unos 15 cm con la de nuestro oponente. No obstante, cada vez más sensei abandonan esta idea de la “distancia universal” en favor de una distancia más individualizada.

 Moving as far as you need to into the opponents distance to break his kamae and to arrive at a point where you can comfortably strike the datotsu-bu with the correct part of the shinai in one step, whilst retaining good posture.

Chiba sensei

Los ataques realizados desde tō-maai permiten un margen de reacción que no existe en issoku itto no maai, motivo por el cual ambos kenshi deben mantenerse en un estado de alerta constante. Este estado, conocido como Ma (間), hace referencia a los estados de conciencia de cada uno de los contrincantes y abarca, también, el concepto de kyojitsu (虚 実), que hace referencia a la plenitud o vacío de nuestro espíritu. Así pues, aunque la distancia física pueda ser una ventaja para ambos kendokas, será el estado mental de cada uno el que determine quién tendrá la ventaja decisiva.

Propósito del Kendo (I)

El propósito de las prácticas de Kendo es:

formar la mentalidad y el cuerpo,

cultivar el espíritu vigoroso

y, a través del entrenamiento correcto y rígido,

dedicar esfuerzos para mejorar el arte del Kendo.

Apreciar la cortesía humana y el honor,

relacionarse con otros con sinceridad,

y tratar de cultivarse uno mismo.

Así, uno podrá:

amar a su país y a la sociedad,

contribuir al desarrollo de la cultura

y promover la paz y prosperidad entre todas las personas.