[Ejercicio] Kirikaeshi

Kirikaeshi (切り返し:きりかえし) puede traducirse de forma literal como “cortar repetidamente” y es uno de los ejercicios básicos fundamentales del kendō, tanto para principiantes como para los kenshi de mayor experiencia.

El ejercicio consiste en una serie de cortes sucesivos al men; el kakarite, después de medir la distancia con el motodachi, lanzará un kiai y hará men uchi al motodachi. Entonces, realizará sayu men (alternando golpes al men, primero derecha, después izquierda), cuatro hacia delante, cinco hacia atrás. Acompañará cada golpe con el correspondiente kiai.

Realizar kirikaeshi de forma continua es una excelente forma de mejorar el maai (noción de distancia), así como el tenouchi (agarre correcto del shinai)  y el ashi-sabaki (trabajo de pies).

La técnica actual mediante la cual realizamos kirikaeshi en el presente pertenece a la escuela Jikishinkage Ryū (c. 1570). La práctica de kirikaeshi fue en su momento una técnica que variaba en cada escuela, por lo que cada una tenía un estilo propio. Antiguamente, el número exacto de sayu men (nueve golpes) no existía, de manera que el kakarite debía seguir golpeando hasta que  el motodachi decidía finalizar el ejercicio.

Enlaces relacionados:

Kamae

En kendo, todos los movimientos empiezan y terminan en una guardia (kamae); un mal kamae puede hacer que una técnica ejecutada correctamente no llegue a buen puerto y, del mismo modo, una buena guardia podrá perturbar lo suficiente a nuestro contrincante como para hacernos con la victoria: forma parte del Ma (間).

Kamae. Imagen de meukendo.blogspot.com

Por este motivo, es importante conocerlas bien y saber decidir cuál es la más adecuada para cada momento. Existen cinco guardias diferentes, siendo chudan la más habitual:

  • Chudan no kamae: es la guardia más habitual y la más balanceada, ni demasiado agresiva ni excesivamente defensiva. Se ejecuta a una altura media, apuntando a nuestro oponente.  Por su facilidad para adaptarse al contrincante, se la asimila con el agua.
  • Jodan no kamae: se trata de una guardia alta totalmente agresiva, por lo que se la asimila al fuego. Tiene dos vertientes, a la derecha (levantando nuestra espada) y a la izquierda, adelantando este pie.
  • Gedan no kamae: esta guardia es más bien defensiva, ofrece pocas opciones para realizar un ataque debido a que apunta al suelo. Se la asimila con la tierra.
  • Hasso no kamae: esta guardia, muy atípica, se asimila con la madera. Es muy versátil y permite atacar a ocho puntos distintos.
  • Waki-gamae: esta guardia, representada por el oro, se realiza ocultando nuestra espada al oponente.

El kamae no es algo vacío ni se trata solo de una posición a la espera de lo que suceda: forma parte de una táctica, de una estrategia para confundir a nuestro contrincante y ejecutar un buen ataque. Así pues, se trata de una posición tanto física como mental.

Concepto: maai (I)

En su obra Pursuing the spirit and modern kendo (心の修行と現代剣道), el sensei Morishima Tateo define la distancia física, Maai (間合), como el espacio que existe entre dos kendokas cuando estos se encuentran en kamae. Esta distancia puede ser de tres tipos:

  • Tō-maai, o distancia larga: es aquella en la que los de los shinai no se tocan
  • Issoku ittō no maai: en esta distancia, las puntas de ambos shinai se cruzan levemente, de manera que se puede atacar al oponente con un solo movimiento
  • Chika-maai: aquí, los kensen de ambos shinais están muy cruzados

Maai

La mayoría de técnicas se inician desde issoku ittō no maai, por lo que es importante ser muy consciente de cuál es nuestra distancia ideal; de manera tradicional, se ha afirmado que, para atacar correctamente desde esta distancia, la punta de nuestro shinai debe cruzarse unos 15 cm con la de nuestro oponente. No obstante, cada vez más sensei abandonan esta idea de la “distancia universal” en favor de una distancia más individualizada.

 Moving as far as you need to into the opponents distance to break his kamae and to arrive at a point where you can comfortably strike the datotsu-bu with the correct part of the shinai in one step, whilst retaining good posture.

Chiba sensei

Los ataques realizados desde tō-maai permiten un margen de reacción que no existe en issoku itto no maai, motivo por el cual ambos kenshi deben mantenerse en un estado de alerta constante. Este estado, conocido como Ma (間), hace referencia a los estados de conciencia de cada uno de los contrincantes y abarca, también, el concepto de kyojitsu (虚 実), que hace referencia a la plenitud o vacío de nuestro espíritu. Así pues, aunque la distancia física pueda ser una ventaja para ambos kendokas, será el estado mental de cada uno el que determine quién tendrá la ventaja decisiva.

Propósito del Kendo (I)

El propósito de las prácticas de Kendo es:

formar la mentalidad y el cuerpo,

cultivar el espíritu vigoroso

y, a través del entrenamiento correcto y rígido,

dedicar esfuerzos para mejorar el arte del Kendo.

Apreciar la cortesía humana y el honor,

relacionarse con otros con sinceridad,

y tratar de cultivarse uno mismo.

Así, uno podrá:

amar a su país y a la sociedad,

contribuir al desarrollo de la cultura

y promover la paz y prosperidad entre todas las personas.

Historia del kendō (剣道)

El kendō (剣道) o el camino del sable, es un gendai budō, o arte marcial japonés moderno. En el kendo se combate portando una armadura (bōgu) y un sable de bambú (shinai); asimismo, como en todo arte marcial tradicional, hay formas preestablecidas o kata, las cuales son ejecutadas en parejas y con sables de madera (bokken). En algunas ocasiones como en exibiciones, las kata se ejecutan con el sable japonés real o (katana). El nombre de este arte marcial proviene de los ideogramas (剣)ken: sable / espada y (道): camino, sendero, vía. El kendo es considerado el heredero directo de varias de las escuelas de esgrima japonesa clásica conocidas como Ryu; siendo influenciado especialmente por la escuela Itto Ryu; en estas escuelas se entrenaban los legendarios guerreros medievales japoneses o samurai en el arte clasico de la esgrima con sable o kenjutsu.

Extracto del artículo <<Kendō>> perteneciente a la Wikipedia (ES). 

Como atestiguan el Koiji y el Nihon Shoki, reliquias que conforman parte del legado histórico japonés, la espada ha sido considerada parte fundamental de la vida nipona durante miles de años. El largo período de feudalismo y las constantes guerras civiles fomentaron una sociedad clasista basada en las armas.

Mucho antes de la restauración Meiji (1896), la peligrosidad de un entrenamiento con katana, o incluso bokken (sable de madera), obligó a los practicantes de kendo a buscar una forma más segura de practicar. La aparición del shinai, creado por Kamiizumi Ise-no-kami Fujiwara-no-Nobutsuna, y el bōgu representan los primeros pasos que alejan la práctica de una tradición militarista hacia el gendai budo. Así, gran parte de los estilos y técnicas propias del kenjutsu fueron trasladados al kendō moderno.

Del Kenjutsu (Técnica del Kendo) al Kendo (camino del Kendo)*

El concepto de Kendo es disciplinar el carácter humano a través de la aplicación de los principios del Katana (espada).

NdE: El siguiente texto es una transcripción recopilada de unos viejos apuntes. Aunque los conceptos principales se entienden  perfectamente, algunas frases o expresiones pueden resultar extrañas o confusas para el hispanohablante.
 

Kendo es uno de los numerosos artes marciales que nació en Japón y fue creado como técnica marcial para los combates reales utilizando la espada japonesa.

A mediados de la Época de Heian (794 ~ 1192), comenzó la elaboración de la espada japonesa y al mismo tiempo se iniciaron las prácticas del Kendo. Después de la introducción de la carabina (1543) durante la época de las guerras internas (1467-1576), fue cambiando el estilo de los combates adoptándose las armas de fuego, los ataques de lanceros y combates de cuerpo a cuerpo. Dentro de esta evolución, el manejo de la espada japonesa fue adquiriendo importancia como arma práctica y su técnica fue desarrollándose a través del uso por muchísimas personas. La espada de bambú denominada “Shinai” nació también en esa misma época. Inicialmente era de bambú revestido con un saco de cuero. El “Kendo de Competición”, que consiste en atacarse libremente utilizando los protectores actuales, se inició al final de la Época de Edo.

En la Época de Edo (1600 ~ 1867), el Kendo se denominó arte militar o esgrima japonesa, ocupó un lugar importantísimo como habilidad de los guerreros y dio lugar al nacimiento de muchos luchadores de espada. Mediante el entrenamiento de estos luchadores exponiendo su vida y el ingenio, fue perfeccionándose la técnica y el Kenjutsu (arte del manejo de la espada) se transformó en el arte marcial más poderoso del Japón. Posteriormente, se realizaron estudios de la técnica en torno a las enseñanzas en torno  a las enseñanzas de la religión budista y shintoista y al elaborarse el esquema teórico, de la tradicional técnica del manejo de la espada como medio de lucha (simple técnica para vencer al contricante), fue evolucionando al Kendo que pretende formar a las personas a través del entrenamiento espiritual y físico, transformándose en un medio de educación para capacitar los guerreros que sean útiles para la sociedad.

Al desaparecer la clase social de los guerreros con motivo de la Restauración de Meiji (1853 ~ 1877), el Kendo que tradicionalmente vino practicándose solamente entre la clase guerrera, comenzó a difundirse entre el público general y a practicarse intensamente entre las diversas clases sociales del Japón profundizando su significado educativo y contenido.

Sin embargo, ya en la Época de Showa (1926 ~ 1989), Japón intervino en los conflictos bélicos mundiales, los ciudadanos fueron enviados a los campos de batalla como soldados y el Kendo volvió a utilizarse como arte marcial. Por esta razón, el Kendo fue prohibido después de la guerra y debió afrontar la peor situación dentro de la historia del Kendo.

En estas circunstancias, con el enorme esfuerzo de los fieles seguidores del Kendo que pretendían transmitir a las futuras generaciones el correcto y auténtico Kendo, en pocos años volvió a resurgir el Kendo con un contenido e ideología nueva.

Posteriormente, en forma sostenida fue aumentando los aficionados ya ctualmente se practica como uno de los tantos deportes y desde que se creara la Federación de Kendo de Todo el Japón, llegan a 1.410.000 personas registradas en la categoría Shodan.